Aunque usadas en una industria agresivamente cambiante, las viviendas temporales para campamentos no han atravesado mayores innovaciones. Una patente recientemente creada para sistemas modulares supone, sin embargo, una mejora significativa en aspectos hasta ahora inadvertidos.

Nexos

Aunque usadas en una industria agresivamente cambiante, las viviendas temporales para campamentos no han atravesado mayores innovaciones. Una patente recientemente creada para sistemas modulares supone, sin embargo, una mejora significativa en aspectos hasta ahora inadvertidos. Matías, a cargo de Nexos Perú, es la opción de un sistema de construcción modular que resuelve temas de transporte, logística y mantenimiento. A diferencia de una carpa o prefabricado para cuyo traslado se precisa un camión grúa, Matías ha sido diseñado para llevarse en el lado trasero de la camioneta. Asimismo, contribuye a reducir considerablemente el tiempo de armado, ya que dependiendo de las dimensiones puede levantarse en tres horas, mientras que sus pares pueden tardar de 3 a 10 días.

Ahorro de costes Fabio Martins, gerente general de la compañía, rescata otros atributos del sistema en términos de seguridad y confort. Explica así que Matías no está constituido por una estructura metálica, con lo cual se reducen los problemas de oxidación y, por ende, mantenimiento; pero lo más rescatable es que reduce riesgo de accidentes de trabajo o muertes por su resistencia ante desastres naturales.

Durabilidad. La vida útil de Matías puede oscilar entre cinco y diez años. La durabilidad es mayor a la de carpas, similar a la de prefabricados, pero menor a la de contenedores. no obstante, de mano de la madera plástica, Martins espera poder convertirlo pronto en el producto con mayor durabilidad del mercado.

El dato

Tres naturales amortiguando incluso la caída de una roca de hasta 80 kilos según testeos. En cuanto al confort, la patente introduce mejoras en el sistema acústico (proporcionando más silencio a la hora del descanso), así como en la temperatura del ambiente (para épocas de frío extremo). La alternativa es asimismo ecoamigable debido a que el material con que está hecha es reciclable, evitando desperdicios. Otro punto fundamental es el financiamiento. Martins cuenta que el presupuesto puede llegar a reducirse hasta en 40% frente a otras opciones, incluso en grandes proyectos, con un ahorro anual de hasta US$ 100 millones. Ejemplifica en esa línea que una nueva compañía minera interesada prevé ahorrar entre 35% y 45% desde la Matíasfase de preinstalación hasta cierre del proyecto.

Fuente: Rumbo Minero

Compartir en:
error