Si hablamos de proyecciones económicas favorables, el Perú es uno de los pocos países en América Latina con un índice de crecimiento sobre el 3%. Los sectores de construcción y extracción inician grandes proyectos cada año que requieren una inversión importante por parte del Estado como del sector privado.

Daniel Rivera

Gerente Comercial de Nexos Perú

Si hablamos de proyecciones económicas favorables, el Perú es uno de los pocos países en América Latina con un índice de crecimiento sobre el 3%. Los sectores de construcción y extracción inician grandes proyectos cada año que requieren una inversión importante por parte del Estado como del sector privado.

La maquinaria financiera en el país se mueve con la implementación de carreteras en zonas vírgenes, ampliación o exploración de operaciones mineras, entre otros; sin embargo, muchas quedan en stand by o son canceladas por temas sociales como la mala gestión con las comunidades, burocracia para desarrollar el proyecto y, en estos casos, los proveedores somos los más afectados.

En el estudio de impacto ambiental indispensable para el desarrollo de cualquier proyecto, se contempla la implementación de campamentos sean temporales o permanentes. La construcción de estos últimos es necesaria para dar vivienda y oficinas a los colaboradores de la operación.

La gestión de sostenibilidad de proyectos está marginada en las operaciones con ligeras excepciones de mineras que trabajan conjuntamente a la comunidad que habita cerca a la operación para no afectar su rutina. El proceso socio-ecológico no es tomando en cuenta y los resultados ambientales pueden ser irreversibles.

La dirección de un proyecto y, a la par, trabajar en la sostenibilidad del mismo es un reto que generaría mayores costos a la operación si se mantienen las condiciones; ligeros cambios como optar por campamentos eco-sostenibles lograría ahorros del presupuesto por hasta USD 100 millones.

Casos resaltantes y que no contemplábamos es el de Mountain Lodge Perú, firma del sector turismo que apostó por instalar MATÍAS, vivienda temporal sostenible creada por Nexos Perú, en terrenos de Cusco. Se mimetizó la carpa con los paisajes naturales eliminando contaminación visual además de adecuarse una base de piedras de río con objeto de no desviar ningún cauce de agua producto de lluvias, sino que, pase por debajo del módulo.

La implementación realizada por esta compañía redujo costos de transporte, mano de obra, tiempo de montaje, entre otros. Lo resaltante y merecidos aplausos es tener una firma que brinde condiciones de alojamiento premium sin dejar la responsabilidad con el medio ambiente.

Hemos tomado nota de este último proyecto ejecutado para MLP, y ahora nuestras propuestas para campamentos ofrece un valor agregado que es tomar en cuenta el tema de la sostenibilidad de la zona donde se instalara el campamento.

Compartir en:

Daniel Rivera

Gerente Comercial de Nexos Perú